domingo, 30 de abril de 2017

American gods

starz.com/series/americangods/featured
-Estreno: 30 de abril de 2017, Starz.
-Drama, 62 minutos, 1 temporada, 8 episodios.

-Quien no sepa nada de la novela de Neil Gaiman en la que se basa esta serie puede encontrarse con un primer episodio que le presenta muchas preguntas, pocas respuestas, una espléndida imaginería y muchas dudas sobre si seguir viéndola. En principio, la historia trata sobre un ladrón, llamado Shadow Moon (su madre era hippy), que sale de la cárcel tras tres años preso. Justo el día antes, su novia y su mejor amigo se matan en un accidente de coche, y Shadow se encuentra sin dinero ni gente que le importe a su alrededor. En estas, conoce a un peculiar septuagenario, interpretado por Ian McShane, que no le dice su nombre, pero sí que "el miércoles es mi día", y que quiere darle un empleo, que probablemente consista en hacerle de matón y/o guardaespaldas. Hasta aquí todo tiene pinta de un "noir" de los de toda la vida, más o menos puesto al día, pero a partir de aquí empiezan a pasar cosas raras que tienen que ver con trucos de magia con monedas, oníricas visiones sobre árboles majestuosos, una bella mujer negra que parece engullir a sus clientes por la vagina (como suena) y un extraño casco de realidad virtual, acabando con lo que parece un cadáver resucitado. Eso por no hablar del fascinante prólogo en el que Erik el Rojo llega con sus vikingos a Norteamérica y encuentra algo tan espeluznante que, combinado con sus propias superticiones y con un baño de sangre muy al estilo de la cadena Starz, provoca su huida de vuelta a casa en el Viejo Mundo, para jamás volver. Quien continúe viéndola irá averiguando (aviso de spoiler) que los dioses del título son reales, que el hombrecillo del miércoles es el dios escandinavo Odín (Wodin - Wodin's Day - Wednesday - Miércoles), y que en este mundo ficticio en el que nos encontramos va a haber una guerra entre los dioses viejos, en los que creían todos los hombres que han ido poblando y repoblando América desde hace siglos, y los nuevos de la tecnología, que han venido sustituyendo a los antiguos en las costumbres humanas. Una vez que esto se aclara, cobran sentido los vikingos, las monedas, el liante de Miércoles, la voraz negra Bilquis y el pendenciero Mad Sweeney, que al presentarse a Shadow como un leprechaun irlandés no está haciendo una coña, sino diciendo la verdad. A partir de ahí sigue una historia con mucha imaginación, mucha violencia, mucha plasticidad en la cinematografía (Bryan Fuller, ex de 'Hannibal', es uno de los responsables) y una galería de personajes a cuál más pintoresco y peculiar, y es que los dioses antiguos no llevaban unas vidas aburridas en absoluto. Seguramente no será para todo el mundo, pero quien abra la mente a este crisol americanizado de brutal mitología y fantasía para adultos puede encontrarse con algo ciertamente fascinante. Para aquellos que conozcan el libro, decir que la primera temporada cubrirá solamente su primer tercio, y que algunos personajes están expandidos con respecto a la novela.

No hay comentarios: